Mi afijo

Perros de agua del RabadánRabadán

Rabadán es un término que proviene del árabe. Su raíz, “Rabb-ad-da-n” significa dueño y guia de los carneros.

Los primeros datos históricos de Rabadán en la Península Ibérica aparecen aproximadamente a finales del s. XIII y principios del s. XIV, a partir del desembarco de los Bereberes o Árabes de África del Norte. Con ellos trajeron estos perros (Rabadán), como guías y gobernantes de los hatos de carneros.

Quizás no exista un nombre con más significado histórico y antigüedad para la ilusión de la cría del Perro de agua Español o Pastor Turco que esta nominación.

Rabadán puede desembocar en dos definiciones. Una, como Mayoral que cuida y gobierna los hatos de un rebaño, y otra; como pastor que gobierna uno o más hatos de ganado, estando a las órdenes del Mayoral.

Los ejemplares adultos de nuestro criadero son perros que provienen de las mejores líneas genealógicas, lo que garantiza grandes resultados tanto en exposición, como en trabajo.

En el Criadero Rabadán nos planteamos como un reto personal, lograr que los perros que salgan de esta casa sean canes equilibrados tanto en carácter y funcionalidad, como en estructura fisionómica y anátomica se refiere.